Remar por la vida: Rosas del Plata

Remar por la vida: Rosas del Plata

El movimiento de remadoras rosas surge en Canadá hace 20 años con el nombre de «Abreast in a boat» pero en Argentina se consolidó en el 2013, cuando Lía del Prado, quien se encontraba en medio de su tratamiento contra el cáncer de mama, se puso en contacto con Adriana Bartoli, una argentina residente en Canadá y con muchas ganas de que el proyecto se replique en nuestro país.

¿Por qué remo y no otro deporte?

El Dr. McKenzie, médico deportólogo que inició el proyecto pensó en una actividad que ayude en la recuperación del cuerpo post-cáncer, puntualmente, los brazos hinchados por la extracción de los ganglios axilares.

El remo, con el movimiento constante de los brazos, ayuda a deshincharlos a la vez que fortalece los músculos. Las mujeres expresaron rápidamente su mejoría.

Así se fueron formando los más de 200 grupos que hay alrededor del mundo. En Argentina hay 4: uno en La Plata, dos en Neuquén y las Rosas del Plata en el Tigre.

De a poco se fueron sumando y hoy cuentan con 20 mujeres de entre 25 y 82 años, todas ellas habiendo pasado por un cáncer de mama. Ellas aseguran que al haber atravesado tal experiencia, el valor hacia su propia vida cobró un sentido mucho más profundo.

¿Qué buscan las rosas?

El movimiento tiene en claro un importante objetivo: la concientización sobre detección temprana del cáncer de mama. Siendo sobrevivientes, son el ejemplo de que se puede vencer. Amigarse con la información y saber que un diagnóstico precoz es posible siempre que se realicen los chequeos regulares y se consulte con un profesional ante cualquier duda o cambio que podamos detectar en nuestro cuerpo.

Si querés contactarte con las remeras rosas podés escribirles en: remerasrosaslaplata@hotmail.com